Menorca

Despertarse cada día en uno de los pocos lugares en los que el Mediterráneo es como hace 30 años. Vivir en una Reserva de la Biosfera, en la isla deseada desde hace más de 4.000 años por talaióticos, cartagineses, romanos, musulmanes, piratas, turcos, españoles, franceses, ingleses... Disfrutar del especialísimo ambiente mediterráneo que entre todos hemos formado con nuestras costumbres y con las de esos antiguos "turistas".

Es cierto. Estamos enamorados de Menorca, nuestra isla, y sabemos que tener la suerte de vivir aquí es un privilegio, una suerte que queremos compartir. Eso sí, con visitantes que sepan apreciarlo. Que deseen unas vacaciones como las de antes. Que busquen un trato familiar, que respeten lo bello y lo sepan disfrutar. Como nosotros. Como tú.

Muchas veces, cuando se habla de Menorca se piensa en lujo. En ocasiones, ese calificativo viene dado porque, sobre todo quienes no han estado nunca en ella, se dejan llevar por la gran cantidad de imágenes de casas de lujo en Menorca que encuentran por la red. Casas de lujo como las de MNK Villas que resaltan la belleza de una tierra conservadora en la que lo tradicional pervive.

Y es ahí donde reside el lujo en las casas de Menorca: en su carácter tradicional, en la humilde forma que tenemos los menorquines de salvaguardar una parte de nosotros. A los menorquines nos encanta nuestra isla, pero nos gusta todavía más que, quienes nos visiten, lo hagan con todas las comodidades habidas y por haber. Nos gusta que disfruten de nosotros, de nuestra gente, de nuestro clima. Y nos gusta también que conozcan nuestras casas de lujo en Menorca para que pasen unas vacaciones ¡como si fueran menorquines!

Por eso es que siempre tratamos de cuidar bastante nuestras casas. Tanto es así que basta con echar un vistazo a la gran oferta que hay en MNK Villas para darse cuenta de que, si algo nos gusta es que te sientas cómodo.

Chalets, villas y casas blancas, con un jardín y una entrada que, con solo verla, invita a pasar. Y, una vez dentro, voilà, bienvenidos a la vida menorquina. Bienvenidos a una auténtica casa de lujo en Menorca donde, como los isleños, disfrutarás de la calma, la seguridad y por qué no, ¡del estilo de vida slow propio de ella!

En Menorca, tendrás la increíble oportunidad de pasar unas vacaciones de ensueño en rincones de ensueño. Así es Menorca: tradicional, humilde, cariñosa, familiar. Simplemente encantadora.